Quiénes somos

Aceite. Territorio. Paisaje

El proyecto

Oli Coll de l’Alba es un proyecto de olivicultura y elaboración de Aceite de Oliva Virgen Extra Premium, que se fundamenta en tres pilares básicos.

Producto

La elaboración de Aceite de Oliva Virgen Extra de categoría Premium. En ésta influyen numerosos aspectos, el control estricto de los cuáles nos permite obtener año tras año un extraordinario Aceite de Oliva Vírgen Extra monovarietal.

Paisaje

La recuperación de fincas tradicionales de olivos y la preservación del patrimonio paisajístico y arquitectónico del Baix Ebre: márgenes, muros  y barracas de piedra seca.

Variedades locales

La preservación y promoción de las variedades locales del Baix Ebre (Morruda, Sevillenca y Farga) elaborando aceites monovarietales.

Vídeo presentación

Cómo lo hacemos

Sostenibilidad

Hacemos agricultura ecológica (certificación CCPAE), y aplicamos principios de la agricultura biodinámica, contribuyendo a devolver la complejidad y la biodiversidad a nuestro entorno.

Innovación

Mejoramos e innovamos en los procesos de cultivo y de elaboración, así como en el sistema de conservación del aceite en nuestra bodega.

Pedagogía

Nos formamos y especializamos constantemente para lograr la excelencia de nuestros aceites. Este conocimiento nos permite difundir las particularidades, valores y bondades de un Aceite de Oliva Vírgen Extra.

LOS ORÍGENES
Hola! Somos Alba Martínez y Xavier Guilera, y juntos formamos el proyecto Oli Coll de l’Alba. Nuestra historia comienza en el verano de 2010, cuando decidimos pasar nuestras vacaciones en las Terres de l’Ebre, y nos enamoramos de su paisaje y su gente. Tuvimos la fortuna de encontrar un alojamiento fantástico: la Ecofinca Lo Favaret, un proyecto de agroturismo, ecología, recuperación de paisaje y mucha pasión situado en un paraje, el Coll de l’Alba, que nos cautivó: un mar de olivos con el Delta del Ebre al fondo. Aquellas vacaciones marcaron nuestra vida, y comenzaron a gestar el proyecto de Oli Coll de l’Alba, aunque todavía no lo sabíamos…
El año 2012 decidimos dejar nuestra Barcelona natal y instalarnos en el Perelló, población situada en un lugar privilegiado entre el mar y la montaña. Empezamos a darnos cuenta de que teníamos ante nosotros un patrimonio paisajístico que se estaba perdiendo: fincas de olivos centenarios, muros y barracas de piedra seca, paisaje de secano. Esta conciencia y nuestra pasión por el mundo del aceite hicieron crecer la semilla que comenzó aquel verano de 2010, y así nació el proyecto Oli Coll de l’Alba.